El té es una infusión de las hojas y brotes de la planta del té (Camellia sinensis). Esta bebida es considerada como la más popular y consumida del mundo, únicamente superada por el agua; quizás por su sabor fresco, ligeramente amargo y astringente.