Dentro de las enfermedades que afectan a las personas ya en la tercera edad es actualmente muy recurrente el poder ver casos del mal de Alzheimer, el cual pese a ser reconocido por casi toda persona hoy en día no tiene más de un siglo de historia médica. Buscándole una explicación sencilla de poder entender se caracteriza por presentar una progresiva pérdida de la memoria por parte de la gente afectada, lo cual además suele venir acompañado de desorientación en tiempo y espacio, cambios de conducta, paranoia, y algunos síntomas similares.

Alzheimer: Progresiva Perdida de la Memoria

En sí el Alzheimer no llega a tener un gran valor hereditario, siendo las estadísticas al respecto oscilantes entre el 1% y el 5% de los casos presentados, siendo considerados como genéticos, sucediendo esto por alteraciones en algunos cuantos cromosomas. Esta clase de Alzheimer hereditario se presenta antes de los 65 años.

En cambio, la clase de Alzheimer más común es propio de variantes genéticas, siendo denominado como de polimorfismo, pudiendo incrementar la posibilidad de padecer enfermedad de Alzheimer esporádico. Equivale a un 90-95% de los casos presentados.