La clindamicina es un antibiótico indicado para tratar diversas infecciones bacterianas respiratorias, de piel, genitourinarias, dentales, de sangre, de huesos, de oído y de otros órganos internos.