Inicio Cuerpo Serotonina: Efectos y ¿Cómo Aumentar la Hormona de la Felicidad?

Serotonina: Efectos y ¿Cómo Aumentar la Hormona de la Felicidad?

La serotonina (5-hidroxitriptamina) también conocida como partícula de la felicidad, la hormona de la felicidad, el neurotransmisor de la felicidad, la hormona del placer o la hormona del humor, es un neurotransmisor que transmite mensajes entre las células nerviosas y que se encarga de regular el estado de ánimo, aumentar el sentimiento de bienestar y la satisfacción.

Serotonina: Efectos y ¿Cómo Aumentar la Hormona de la Felicidad?

Este neuromodulador es fundamental en el sistema nervioso e interviene en procesos conductuales y neuropsicológicos como la percepción, la recompensa, la ira, la agresión, el apetito, la memoria, la sexualidad y la atención.

El 90 % del total de la serotonina presente en el cuerpo humano, puede encontrarse en el tracto gastrointestinal y en las plaquetas de la sangre, el resto es sintetizado en neuronas del cerebro.

Funciones

La serotonina además de regular el estado de ánimo, regula las emociones y los estados depresivos.

También ejerce influencia sobre el sueño.

Regula la frecuencia del latido cardiaco.

Regula la secreción de hormonas, como la del crecimiento.

Además promueve la actividad sexual pues tiene propiedades afrodisíacas.

También se encarga de regular las funciones neuroendrocrinas.

Asimismo la serotonina juega un rol fundamental en la regulación del peso corporal.

Déficit

La falta de niveles de serotonina puede producir desequilibrios mentales como la esquizofrenia o el autismo infantil, el trastorno obsesivo-compulsivo, la ansiedad, la fibromialgia, el insomnio, la agresividad, la depresión y las migrañas.

El ritmo de vida estresante, una mala alimentación y la falta de ejercicio hacen que el nivel de serotonina descienda.

¿Cómo aumentar la serotonina?

Lo primordial es intentar disminuir los niveles de estrés.

También debemos llevar una dieta variada y rica en triptófano a través de alimentos como la carne de pavo y pollo, los pescados azules, los lácteos, frutas (piña, palta y ciruelas), verduras (espinacas, remolacha, zanahoria, apio y brócoli), frutos secos, cereales y arroz integral, semillas de sésamo y calabaza, legumbres (garbanzos, lentejas y soja), chocolate negro y espirulina.

Debemos evitar el consumo de carbohidratos simples como los dulces con azúcar refinada, la pasta ni integral, el arroz blanco y el pan blanco.

Es importante también aumentar el consumo de omega-3 a través de alimentos ricos en ácidos grasos como los pescados azules, los mariscos, la palta, las nueces y las semillas de lino, chía y cáñamo.

Evitar el consumo de bebidas estimulantes como el café o bebidas energéticas.

Realizar ejercicio físico constante.

Un compuesto que ejerce un potente efecto en la producción de serotonina es la vitamina D, la cual podemos adquirir de la exposición a la luz y rayos solares.

El dormir lo suficiente restablece los niveles de serotonina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.