Kale: ¿Qué es?, Contraindicaciones y Preparación

El kale también conocido como col rizada o col crespa es una hortaliza de hoja verde oscuro muy carnosas y rizadas.

Kale: ¿Qué es?, Contraindicaciones y Preparación

Características

La planta alcanza entre los 30 y 40 cm de altura.

Propiedades

El kale es uno de los alimentos más saludables y nutritivos del planeta. Aporta fibra, vitaminas A, B, C y K, minerales como potasio y magnesio. Inclusive su contenido en calcio es mayor al de la leche de vaca, y la cantidad de hierro es mayor al de las carnes rojas.

Además es antioxidante, baja en calorías, tiene un alto índice de proteínas y contiene ácidos grasos esenciales omega 3.

Beneficios

El kale es muy recomendado para las personas que deseen bajar de peso. Se puede incluir en todo tipo de dietas, especialmente en las veganas, de adelgazamiento y las indicadas para bajar el colesterol malo. Además excelente depurativo para eliminar toxinas.

El kale es un gran aliado para prevenir la osteoporosis y la artritis.

Además, ayuda a que el metabolismo y el sistema inmunológico esté en condiciones óptimas.

Esta verdura ayuda a que el hígado funcione correctamente.

Además es un gran aliado contra el cansancio y la anemia.

El kale combate los radicales libres, el envejecimiento celular, y protege al organismo frente a diversos tipos de cáncer.

Además disminuye arrugas y las manchas.

También alivia el asma y las enfermedades pulmonares.

Contraindicaciones

Las personas que toman anticoagulantes deben abstenerse de su consumo así como las personas que padecen de problemas a la tiroides, colon irritable así como enfermedades de la vesícula biliar o riñones.

¿Cómo se consume?

Su uso es principalmente gastronómico, y está muy relacionado con la cocina alemana y la cocina holandesa.

Se consume generalmente en ensaladas y sopas.

Cultivo

Su cultivo es sencillo y requiere un clima frío y humedad. Su temperatura ideal es entre los 10 y 20 grados centígrados.

No soporta ni altas temperaturas ni sequías. Resiste muy bien las heladas.

Se puede cultivar directamente sobre la tierra o en macetas.

Es importante que el suelo contenta abundante materia orgánica y nitrógeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.