La vaselina o vasenol es un producto que tiene diversos usos y beneficios que seguramente desconocías, y los cuales pueden ser realmente útiles para la cara, el cabello, la piel, etc. Descúbrelos a continuación…

Vaselina: Composición, ¿Para qué sirve?, Usos

¿Qué es?

La vaselina es una mezcla homogénea de hidrocarburos saturados de cadena larga que se obtiene a partir del refinado de una fracción pesada del petróleo. Este gel reparador es sumamente utilizado como base en productos cosméticos, pomadas, ungüentos y cremas.

Beneficios

Una de las utilidades más conocidas de la vaselina es que favorece la hidratación de la piel. Así que si tienes piel seca, no dejes de usarla pues retiene la humedad de la piel, dejando suave y elástica.

Asimismo es muy recomendable para la hidratación de los labios, sobre todo para sanar labios agrietados.

La vaselina también tiene la propiedad de facilitar la cicatrización de heridas.

¿Sabías que la vaselina también tiene el poder de calmar reacciones de la piel como picores y zonas enrojecidas? Además suaviza la hiperqueratosis o el engrosamiento de la capa externa de la piel; y por si fuera poco elimina costras y encoriaciones que aparecen en el cuerpo.

Las madres lo eligen para prevenir las paspaduras del roce del pañal.

La vaselina además funciona como lubricante en zonas rectales.

Contraindicaciones

Las personas que padecen de dermatosis inflamatoria deben abstenerse de su uso.

Efectos Secundarios

El uso de esta vaselina puede traer reacciones adversas, como aparición de acné o granos.