La Metformina es un medicamento antidiabético perteneciente a la clase de biguanidas, utilizado para el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2. La metformina también reduce los niveles de LDL y triglicéridos circulantes en la sangre y puede ayudar a perder peso. Asimismo disminuye el riesgo de complicaciones cardiovasculares.

Metformina: Mecanismo de Acción, Dosis, Contraindicaciones y Efectos Secundarios

Mecanismo de Acción

Ayuda a controlar la cantidad de glucosa (azúcar) en su sangre. Disminuye la cantidad de glucosa que absorbe de los alimentos y la cantidad de glucosa que forma el hígado.

La metformina es tan efectiva reduciendo los niveles elevados de glucosa en sangre como las sulfonilureas, las tiazolidinedionas y la insulina.

A diferencia de muchos otros antidiabéticos, por sí sola, la metformina no produce hipoglucemia.

Advertencia

La metformina raras veces puede ocasionar una condición seria, mortal llamada acidosis láctica.

Presentación

La metformina se encuentra disponible en jarabe, comprimidos y tabletas de liberación prolongada para administración vía oral.

Dosis

Usualmente, el líquido se toma con los alimentos 1 o 2 veces al día, mientras que la tableta regular se toma con los alimentos de 2 a 3 veces al día; y la tableta de liberación prolongada se toma 1 vez al día con la comida de la tarde.

Contraindicaciones

La Metformina está contraindicada para personas con trastornos renales, enfermedades pulmonares y enfermedades hepáticas.

Efectos Secundarios

El fármaco puede producir diarrea, náuseas, dolor estomacal, vómitos, flatulencia, indigestión, estreñimiento, sabor metálico desagradable en la boca, acidez, dolor de cabeza, enrojecimiento de la piel, cambios en las uñas y dolor muscular.

Marcas Comerciales

El medicamento se vende bajo los nombres de Fortamet, Glucophage, Glumetza, Riomet, Segluromet y Synjardy.