La glutamina también conocida como L-glutamina, Gln o Q es un aminoácido no esencial y fuente de energía, sumamente importante para el organismo, sobre todo para el tejido muscular.

Glutamina: ¿Para qué sirve?, Beneficios, ¿Cómo Tomarla?,...

La glutamina es uno de los 20 aminoácidos que intervienen en la composición de las proteínas y actúa como fuente de energía para los linfocitos y las células intestinales. Se trata del aminoácido más abundante en los músculos humanos, en el plasma sanguíneo, la médula espinal y el líquido cefalorraquídeo. Está muy relacionado con el metabolismo que se realiza en el cerebro.

Estructura

Es una cadena lateral de una amida del ácido glutámico, formada mediante el reemplazo del hidroxilo del ácido glutámico con un grupo funcional amina.

La glutamina es una de las pocas moléculas de aminoácido que posee dos átomos de nitrógeno. Esta característica le convierte en una molécula ideal para proporcionar nitrógeno a las actividades metabólicas del cuerpo.

Beneficios

Su biosíntesis en el cuerpo ayuda a ‘limpiar’ de amoníaco algunos tejidos, en especial en el cerebro haciendo que se transporte a otras regiones del cuerpo.

La glutamina posee un efecto tampón que neutraliza el exceso de ácido en los músculos generado especialmente en la práctica del ejercicio anaeróbico intenso. De manera que se encarga de minimizar el catabolismo, evitando la pérdida de masa muscular debido a estrés oxidativo así como la fatiga y el agotamiento físico generado por el entrenamiento de alto rendimiento.

Además ayuda a obtener un buen desarrollo muscular y músculos fuertes gracias a sus efectos constructores.

Este aminoácido se emplea para la síntesis de proteínas y reparación de las fibras musculares.

Asimismo se aconseja su uso ante situaciones de estrés, debido a que se encarga de bajar los niveles de cortisol.

La suplementación de L-glutamina es beneficiosa para enfermedades como artritis, enfermedades inmunodeficientes, fibrosis, desórdenes intestinales, úlceras pépticas, daños en los tejidos debido a radiación, cáncer y sida debido a que ayuda a elevar el sistema inmunológico.

Otro de sus beneficios es que evita las diarreas y malabsorción de nutrimientos.

También contribuye a que se puedan producir células cutáneas nuevas y se retrase el envejecimiento.

Asimismo mantiene la piel sana, tersa y elástica.

Además desempeña un papel clave en el crecimiento del pelo.

Este aminoácido también eleva el bajo rendimiento mental y la falta de concentración y regula el insomnio.

Contraindicaciones

La glutamina no debe ser administrada a personas con cirrosis, problemas renales, síndrome de Reye, o cualquier otro problema de salud resultante de un exceso de amoniaco en sangre.

Efectos Secundarios

Básicamente no existen efectos secundarios, aunque en algunas personas se han presentado digestión lenta y sensación de llenura.

¿Cómo se consume?

La glutamina se puede adquirir consumiendo alimentos de alto contenido proteicos de origen animal y vegetal como la carne (de res, de cerdo o de pollo), el pescado graso (salmón), vegetales (el perejil, la col y las espinacas), los lácteos (yogurt, quesos frescos y leche), los huevos y los frutos secos.

También se puede encontrar en suplementos culturistas y deportivos, ya sea en forma de polvo o cápsulas.

Dosis

Se suele administrar en cantidades diarias que rondan los 50 miligramos/kilogramo de peso corporal.