Antes de que se crearan los tests de embarazo de farmacias, nuestras abuelas ya conocían cómo realizarse una prueba de embarazo por cuenta propia. Si sospechas que estás embarazada, en Blogichics.com te enseñaremos cómo hacer tus propias pruebas caseras de embarazo, que además de ser sencillos son muy seguros y efectivos.

Pruebas de Embarazo Caseras, Seguras, Efectivas y Rápidas

Todos los tests caseros de embarazo contienen el mismo objetivo: detectar la hormona hCG que se encuentra en la orina y que se segrega en dosis más altas cuando la mujer está embarazada.

Test del Vinagre

Ésta es una de las pruebas caseras más comunes. Lo que debes hacer es recoger la primera orina de la mañana en un vaso de vidrio, previamente hervido para esterilizarlo.

Agregamos en la una cucharada grande de vinagre y dejamos reposar durante unos 20 minutos.

Si en el vinagre se forma una espuma o cambia de color significa que estás embarazada. Si el vinagre permanece igual, no hay cambio de densidad y de coloración, entonces el resultado será negativo.

Prueba del Jabón

Para esta prueba utilizaremos una pastilla de jabón para lavar.

Recogemos la primera orina de la mañana, en un vaso previamente esterilizado.

Luego, en un bol de vidrio, colocamos la pastilla de jabón, y sobre ella vertemos la orina hasta que cubra por completo. Si el jabón empieza a burbujear y hace espuma, entonces el resultado es positivo. Si no hay reacción alguna, el resultado es negativo.

Test del Flujo Vaginal

Para este test debemos observar el color del flujo vaginal. Cuando una mujer está embarazada, el flujo vaginal se torna de un color más claro de lo normal, casi transparente, y no presenta variaciones durante el mes. Si notas que el flujo vaginal es traslúcido, entonces estás embarazada.

Prueba de la Aguja

Para esta prueba se debe de enhebrar una aguja con un hilo de aproximadamente 30 centímetros, y hacer un nudo en el extremo.

El siguiente paso es tumbarte boca arriba y alguien de tu confianza deberá sujetar el hilo por el extremo del nudo muy cerca de tu vientre. La aguja debe quedar en suspensión mientras tu cuerpo está completamente quito. Si en unos minutos la aguja se empieza a mover, entonces significa que el resultado es positivo. Si la aguja se mantiene estática, el resultado es negativo. Este método además nos ayuda a saber el sexo del bebé. Si la aguja se mueve en sentido lineal, será un niño y si se mueve en forma circular, entonces será niña.

Test del Cloro

Esta prueba se basa en la reacción que tendrá el cloro al ph de tu orina, y es que el ph cambia cuando una mujer está embarazada.

Lo primero que haremos será recoger la primera orina de la mañana en un vaso de vidrio, previamente esterilizado. Sobre ella vamos a verter un 1 cuchara de cloro. Si notas que el cloro reacciona formando mucha espuma y cambiando de color entonces el resultado es positivo.

Si la mezcla de la orina y cloro apenas se altera o produce muy pequeños cambios en cuanto al color y la consistencia, entonces no estás embarazada.

Prueba de Orina en la Nevera

Esta prueba también conocida como prueba de orina en frío calcula cuánta hormona hCG hay en la orina.

Para realizar la prueba debes recoger la primera orina de la mañana en un vaso de vidrio previamente esterilizado. Introdúcelo en la nevera durante 30 minutos. Transcurrido ese tiempo, cuando saques el vaso, si notas que se ha formado una película de partículas o nube significa que estás embarazada. Si por el contrario se encuentra en el fondo del vaso, entonces el resultado es negativo.

Prueba con Pasta de Dientes

Para realizar esta prueba necesitaremos verter un chorro de pasta de dientes en un vaso de vidrio, y en otro vaso previamente esterilizado, recogemos la primera orina de la mañana.

El siguiente paso es añadir unas gotas de orina al vaso con el dentífrico y removerlo. Si al cabo de unos minutos se forman burbujas, espuma o la mezcla toma un color azulado, es porque estás embarazada. Si nada sucede, entonces el resultado es negativo.

Test del Azúcar

Para realizar este test debemos recoger la primera orina de la mañana en un vaso de vidrio previamente esterilizado. Luego vertemos 3 cucharadas grandes de azúcar, si el azúcar se disuelve entonces estás embarazada, de lo contrario si solamente se forman grumos, el resultado es negativo.

Prueba del Aceite

Esta prueba es considerada como una de las más fiables de todas. Lo que debes hacer es recoger en un vaso de vidrio previamente esterilizado, la primera orina de la mañana.

El siguiente paso es añadir 2 gotas de aceite con la ayuda de un gotero. Si notas que las gotas de aceite se unen, significa que estás embarazada. Por el contrario, si el aceite se divide en pequeñas gotas el resultado será negativo.

Test de Hojas de Diente de León

Para realizar este test, recogemos en un vaso de vidrio previamente esterilizado, la primera orina de la mañana. En otro vaso colocamos las hojas de la hierba llamada diente de león.

El siguiente paso es colocar la orina sobre las hojas, cubriéndolas por completo hasta que queden sumergidas. Dejamos reposar por 10 minutos y veremos los resultados. Si la coloración de las hojas cambió y aparecen puntos rojizos, entonces significa que estás embarazada.