Las lagartijas, también conocidas como planchas, push-ups o flexiones son ejercicios básicos de flexión que permiten trabajar y fortalecer los músculos del tren superior utilizando simplemente el peso corporal.

Lagartijas: ¿Para qué sirven?, Beneficios, ¿Qué músculos trabajan?, Tipos de Ejercicios, ¿Cómo se hacen?

Los push-ups trabajan específicamente los pectorales, y también los hombros y tríceps, sin embargo también involucran otros grupos musculares secundarios como abdominales, espalda y glúteos.

Las lagartijas no son difíciles de hacer, y existen diversos tipos para variar la intensidad. Hacer correctamente las planchas permiten lograr ganar fuerza y masa y obtener un pecho musculoso y definido de manera rápida.

Entre los principales tipos de planchas encontramos a:

• Flexiones abiertas
• Flexiones con aplauso
• Flexiones con los nudillos
• Flexiones con una mano
• Flexiones declinadas
• Flexiones diamante
• Flexiones estándar
• Flexiones inclinadas
• Flexiones modificadas
• Flexiones sobre superficies inestables

¿Cómo se hace una lagartija normal?

Debes posicionarte boca abajo, apoyando las palmas de las manos en el suelo y a la altura de los hombros. Manteniendo la espalda recta, el abdomen y los glúteos contraídos y los pies juntos, procede a bajar lentamente todo el cuerpo hasta acercarte al piso. Luego despega el cuerpo hacia arriba, utilizando la fuerza de tus brazos. Una vez que los brazos estén completamente extendidos, volvemos a repetir el ejercicio cuantas veces sea necesario.