La Furosemida es un diurético de asa usado para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca congestiva, hipertensión, edemas, cirrosis, síndrome nefrótico e insuficiencia renal.

Furosemida: ¿Para qué sirve?, Mecanismo de Acción, Dosis y Efectos Secundarios

Mecanismo de Acción

Funciona provocando la eliminación por el riñón, a través de la orina, del agua y de sal innecesarias en el cuerpo.

Advertencia

Debido a que la furosemida es un diurético fuerte puede ocasionar deshidratación y desequilibrio electrolítico.

Presentación

La furosemida se presenta en tabletas y en solución (líquido) para administración oral.

Posología

Usualmente se toma 1 o 2 veces al día.

Contraindicaciones

La mujeres embarazadas y en etapa de lactancia deben abstenerse de su uso. Asimismo los pacientes con enfermedades renales y hepáticas no deben consumir el medicamento.

Efectos Secundarios

El medicamento puede provocar micción frecuente, visión borrosa, dolor de cabeza, estreñimiento, diarrea, fiebre, zumbido en los oídos, pérdida auditiva, sarpullido, urticaria, ampollas, picazón y dificultad para respirar.

Nombres Comerciales

También se vende bajo el nombre de Lasix.