Los burpees son un tipo de ejercicios súper completos y efectivos que sirven para diversas metas como ganar musculatura, quemar grasa y calorías, tonificar el cuerpo o mejorar el estado físico.

Burpees: Definición, Beneficios, ¿Qué trabaja? y ¿Cómo se hacen?

Los burpees nacieron en la década de los 30, como una prueba de rendimiento para el servicio militar. Desde entonces, forman parte de los regímenes de entrenamiento intensos.

Definición

Con este ejercicio breve pero de alta intensidad, trabajas todos los músculos del cuerpo y resulta imprescindible a nivel cardiovascular. Trabajas con tu propio peso y no requieres de mucho espacio para realizarlos.

Se trata de una secuencia de movimientos rápidos que combina sentadillas, flexiones y salto vertical.

¿Qué músculos trabaja?

Como explicamos líneas arriba, los burpees trabajan todo el cuerpo de manera simultánea, tanto los grupos musculares grandes como los pectorales, los dorsales, los cuádriceps, los isquiotibiales, glúteos y abdominales así como grupos musculares pequeños como los deltoides, tríceps, bíceps, antebrazos y gemelos.

Beneficios

Al trabajar todos los músculos, es un ejercicio intenso que cansa porque necesita de mucha energía, pero resulta sumamente eficaz para eliminar grasa corporal pues quema gran cantidad de calorías.

Los burpess son ejercicios que nos ayudan a entrenar a la misma vez tanto fuerza como resistencia.

También ayudan a mejorar la coordinación y la capacidad muscular en poco tiempo.

Asimismo ayudan al sistema respiratorio y circulatorio, y activan el metabolismo.

En gente joven, favorece al crecimiento.

¿Cómo se hacen?

Para realizar correctamente los burpees, se debe empezar el ejercicio de pie, colocándonos en una posición neutra, con los pies a la altura del ancho de los hombros. Seguidamente apoyamos las manos en el suelo y estiraremos las piernas con un impulso explosivo para colocarnos en una posición para realizar una flexión, tocando el suelo con el pecho si es posible.

Con un nuevo impulso explosivo colocamos las piernas cerca de las manos y elevamos todo el cuerpo con un salto mientras estiramos los brazos hacia arriba.

Siempre hay que mantener una buena técnica para su realización. Se debe mantener tensión en el torso en todo momento. Mientras estamos en el suelo, las rodillas, caderas y hombros deben formar una línea vertical.