La salud bucal es importante como prevención y como estética, ya que una buena sonrisa siempre será un plus en las relaciones personales. Por ello es aconsejable hacer una visita regular al dentista para así tener los dientes perfectos. Una manera de cuidarlos es realizándonos un blanqueamiento dental y en este post te diremos de qué se trata.

Blanqueamiento Dental: Tratamiento para Dientes más Blancos y Brillantes

El blanqueamiento dental pertenece a un tratamiento dental estético que se ubica dentro de lo que llamamos odontología estética o cosmética. En la actualidad posee una gran demanda, pues puede reducir varios tonos el color original de los dientes, obteniendo como resultado dientes más blancos y brillantes.

Blanqueamiento Dental: Tratamiento para Dientes más Blancos y BrillantesMuchas personas consideran que tener los dientes más blancos de lo normal tiene gran influencia en la vida profesional y social. Éstas suelen cuidar más su higiene bucal tanto así que suelen considerar oscuro el tono de blanco que antes se aceptaba como normal. Es cierto que el color blanco de los dientes nos da un aspecto más limpio y sano, sobre todo si los ponemos a comparación de las personas que han pasado los 50 años y que presentan una dentadura amarillenta.

A través del blanqueamiento dental se pueden eliminar muchas manchas que son ocasionadas por medicamentos como las tetraciclinas, o el consumo de bebidas calientes como té, café y ni que hablar del tabaco o vino tinto que dejan un tono amarillo en nuestros dientes. A pesar de que el blanqueamiento elimina gran parte de oscurecimientos dentales, otras manchas más severas pueden requerir de un tratamiento odontológico estético más meticuloso a base de carillas de porcelana o fundas.

Este procedimiento puede llevarse a cabo ya sea en un consultorio o en la comodidad de nuestro hogar (con la visita del médico) ya que los blanqueamientos por medio de productos que podemos aplicarnos nosotros mismos, no son tan seguros como recurrir al especialista competente. Ten en cuenta que ningún tratamiento dental produce dolor, desgaste y mucho menos debilita los dientes.