Como bien sabes, la depresión es una enfermedad que causa que la persona se sienta triste y desesperada la mayor parte del tiempo. La depresión es un trastorno de ánimo común en el adulto mayor. A menudo esta enfermedad siquiátrica se pasa por alto pues se piensa que el envejecimiento como tal produce tristeza, sin embargo entre los trastornos psicopatológicos del anciano, los más frecuentes son los trastornos emocionales: ansiedad y depresión. Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor del 25% de las personas mayores de 65 años padece de algún tipo de desorden siquiátrico, siendo la depresión la enfermedad más frecuente.

Depresion en el Adulto Mayor: Depresion en la Tercera Edad

En el adulto mayor la problemática de la depresión es mayor que en otras edades, y es que los sentimientos de tristeza, desmotivación, baja autoestima, abandono y soledad suelen ser más fuertes.

¿Cuáles son las causas que deprimen al adulto mayor? Las enfermedades incapacitantes, la muerte de familiares (cónyuge o hijos), jubilación o retiro del trabajo, dolores crónicos, pérdida de la independencia, efectos secundarios de medicamentos, entre otras.

Depresion en el Adulto Mayor: Depresion en la Tercera Edad

La depresión en el adulto mayor es difícil de diagnosticar pues muchas veces se confunde con sucesos normales de la vejez, no obstante hay que prestar atención a síntomas como fatiga, insomnio, sueño excesivo, confusión, olvido constante de cosas simples, desaseo y falta de higiene personal, descuido en el arreglo del hogar, aislamiento y falta de contacto con familiares y amistades, pérdida de peso, dolores de cabeza, vértigo, apatía, etc.

Si un anciano(a) está con depresión, debe ser llevado al médico de cabecera para que pueda medicarlo. El médico por lo general le hará una evaluación de la salud mental para diagnosticar si el paciente está o no deprimido. Además se realizará un examen físico y exámenes de sangre para descartar deficiencias de nutrientes o enfermedad. Asimismo se recomienda evitar el consumo de sustancias sicoactivas, hacer ejercicio diariamente, dormir bien, cuidar la alimentación, ir a terapia y estar acompañado de familiares y amistades. Un tratamiento adecuado ayudará a mejorar la depresión en la persona mayor y que disfrute más de la vida.