Un caso particular dentro de las dietas, son las dietas blandas, no haciendo sido creada fundamentalmente para bajar de peso, más bien con ella se busca poder no crear problemas en la digestión del individuo, razón por la que suele ser recetada por los médicos luego de operaciones o en problemas estomacales. La dieta blanda se basa en alimentos ligeros como vegetales y líquidos, siendo lo que siempre se evita las grasas.

Dieta Blanda: Dieta Suave para Problemas de Digestion

Aparte también se debe evitar el consumo de alimentos en demasía condimentados, habiendo mucha diferencia con respecto a comer una pechuga de pollo frita y sazonada con otra a la plancha, la primera hará daño al paciente. También se debe evitar el consumo de bebidas con presencia de químicos como vienen a ser las gaseosas, habiendo sí espacio para los yogures. Entre algunos de los alimentos que no pueden faltar en una dieta blanda hallamos arroz blanco, caldo de pollo, manzanas, plátanos, purés de toda clase, pescado y pollo a la plancha, entre otros alimentos.