Adelgazar Comiendo ¿Es posible?

Adelgazar comiendo parece ser una formula ideal, para quienes no podrían sacrificar el más sublime de los placeres terrenales, el buen comer. Para los escépticos no podría existir contradicción más grande, que la de adelgazar comiendo.

Para adelgazar hay que comer cinco o cuatro veces al día. Sí, en lugar de únicamente tres. Comer cuatro o cinco veces al día, en menores cantidades, contribuye a mantener activo el metabolismo; esto te ayudará ha quemar más rápidamente esos excesos de grasa. Y además no saturarás a tu organismo de alimentos durante la noche, que es más difícil de absorber; por lo que terminará acumulándose como grasa en algún lugar de nuestro cuerpo.

Adelgazar Comiendo ¿Es posible?Nuestro organismo necesita una alimentación balanceada; es decir, no abusar ni prescindir de ningún grupo alimenticio. Pero debemos combinarlos adecuadamente; para facilitar la pérdida de peso, sin poner en riesgo nuestra salud. Por ejemplo el consumo de proteínas, ayuda a suprimir el apetito. Dichas proteínas las consumiremos al comer atún, pechuga de pollo, lentejas y claras de huevo, que es lo que consumen los físicoculturistas.

El consumo de carbohidratos (azucares) también es necesario para procurarnos energía, sentirnos llenos y quemar grasas. Sin embargo no debemos abusar de ellos. Los podemos encontrar al consumir arroz integral, frutas y hortalizas, avena, frutos de cáscara de todo tipo.

Una dieta que ha causado escepticismo, es la de los llamados alimentos quema grasa o calorías negativas. Según la cual; algunos alimentos que contiene cierto porcentaje de calorías, consumen muchas más calorías al ser absorbidas por el organismo. Lo que provoca que el cuerpo adelgace indefectiblemente. Dichas calorías negativas las encontramos en vegetales como la betarraga, brócoli, espárrago, zanahoria, coliflor, apio, pepinos, ajo, lechuga, cebolla, espinacas, calabazas, etc. Y en frutas como la papaya, manzana, limones, mandarinas, fresas, naranjas, mango, etc.

Así que para adelgazar; lo único que debes hacer, entre otras cosas, es comer más frutas y vegetales.