Termosudoracion: Reduce liquitos y evita la celulitis

Hoy en día existen una serie de tratamientos estéticos innovadoras gracias a los cuales podemos conseguir un cuerpo esbelto y envidiable que nos permite ser las chicas más admiradas en la playa. El que te recomendamos en esta ocasión es la termosudación. ¿Alguna vez oíste hablar de ella? Se trata de un tratamiento que nos permite reducir líquidos y mejorar notablemente la temible celulitis que se encuentra localizada en ciertas partes del cuerpo de una mujer. No creas que se trata de una técnica dolora ni complicada, nada de eso, por el contrario, la termosudación destaca por su sencillez y comodidad.

Este tratamiento eficaz, ideal para el verano se realiza en 2 o 3 sesiones por semana, de 30 minutos cada una. Si buscabas un tratamiento anticelulítico indoloro e inocuo, esta es la mejor opción.

Es importante mencionar que para comenzar el tratamiento, el paciente debe tomar ciertas medidas de precaución para que el tratamiento sea perfecto. Antes de iniciar la termosudación, debes beber una considerable cantidad de agua mineral para hidratar tu piel. Seguidamente debes relajarte y echarte en una camilla, y recibir los suaves masajes corporales que un técnico expertos te realizará con aceites esenciales para proceder a potenciar la sudoración. El siguiente paso es cubrir nuestro cuerpo con un plástico aislante y una manta térmica, y además taparnos nuestros pies con unas toallas, evitando así que el calor pueda escapar. Gracias a este tratamiento tu metabolismo y la grasa del organismo se estimula, luciendo así una silueta remodelada.

Terminado el tiempo, el técnico procederá a secar tu piel con una toalla y a realizar un masaje reafirmante con una crema especial lipodispersiva y anticelulítica.