El acné es considerada como una enfermedad a la piel, un mal que si bien no es peligroso para la salud en general, puede llegar a causar grandes cicatrices en la piel que estéticamente no resultan muy agradables. El acné es considerada como una enfermedad genética, lo que quiere decir que si tus padres tuvieron acné fácilmente tu podrías tenerlo, además es producto también de problemas o cambios hormonales, alimentación y estrés.

El acné se produce debido a la segregación de grasas que hacen que lo poros terminen bloqueándose creando los denominados infecciones, puntos negros y puntos blancos. Eso sí, pese a que el acné en general muestra las formas antes mencionadas puede ser dividido como acné leve y severo.

Si necesitas algún tip para el acné, debes saber que las infusiones son bastante buenas para solucionar este problema. Los expertos recomiendan beber té de salvia para purificar el cuerpo. Algunas verduras que son ricas en vitaminas también ayudan a evitar el acné.

El vapor del agua también es muy bueno para limpiar el cutis y así abrir los poros del rostro y evitar los granitos. También son recomendables los jabones médicos, los tónicos astringentes, entre otros.