La quetiapina es un fármaco neuroléptico y antipsicótico que interacciona con un amplio rango de receptores neurotransmisores y que se usa para tratar la esquizofrenia y el trastorno bipolar severo. También se utiliza para casos de trastorno límite de la personalidad, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno por estrés postraumático, alcoholismo, trastornos del sueño o de ansiedad severos.