Los oídos son nuestra ventana hacia el mundo de los sonidos y las sensaciones, además son una de las partes más delicadas de nuestro cuerpo, por tal motivo requieren de un cuidado y limpieza especial.