Los brackets o frenillos son unos aparatos de ortodoncia adheridos temporalmente a los dientes para corregir anomalías en la posición dentaria o de maxilares. Hoy en día los brackets pueden resultar divertidos gracias a las ligas de variedad de colores, así que empieza a sonreír.