Existen una serie de alimentos antiinflamatorios que debemos incluir en nuestra dieta habitual para mejorar nuestra salud. Estos alimentos cuentan con componentes que ayudan a reducir la inflamación que ocasionan múltiples enfermedades, y además son fáciles de encontrar y baratos.