Los lípidos, también conocidos como grasas o ácidos grasos son moléculas compuestas de ácidos grasos y cumplen la función de estabilizar la temperatura corporal, la producción de energía y la reserva de esta, además de aporte nutritivo y constitución de membranas celulares.