Los alimentos fermentados son aquellos cuyo procesamiento involucra el crecimiento y actividad de microorganismos como mohos, bacterias o levaduras. A pesar de que el término “alimentos fermentados” puede sonar un tanto extraño e incluso de mal gusto, incluirlos en nuestra dieta tiene una serie de beneficios y propiedades para la salud.