El aceite de palma es una grasa de origen vegetal, considerada como una de las más consumidas del mundo pues está presente en la mayoría de productos envasados y procesados. Este aceite compuesto en su mayoría por ácidos grasos saturados es extraído de la palma africana o palma aceitera.