La lumbalgia también conocida como lumbago, dolor lumbar o dolor lumbosacro es un dolor punzante e incómoda molestia localizada en la parte baja de la espalda, correspondiente a la zona lumbar de la columna.

Lumbalgia: ¿Qué es y cómo se cura?

El grado de dolor puede variar de una molestia leve a un dolor fuerte e incapacitante.

Puede durar unos días a varios meses.

Se trata de una afección sumamente común que se produce generalmente en personas entre 30 a 60 años.

Causas

La lumbalgia generalmente se debe a una distensión muscular, de ligamento, de nervios o de articulaciones, así como a una afección específica como una discartrosis lumbar. Se suele generar al cargar algo muy pesado, la realización de un movimiento brusco, torcedura o estiramientos que provoquen desgarros.

Síntomas

Los síntomas más claros son fuertes y persistentes dolores en la parte inferior de la espalda, sobretodo después de realizar actividades o movimientos, al levantar algo pesado o cuando pasamos mucho tiempo sentados o de pie.

También puede manifestarse con dificultad de movimiento; dolor que se irradia por la pierna, ingle y nalga; espasmos musculares y palpitación u hormigueo en el área lumbar. Asimismo puede acompañarse de debilidad muscular.

Tratamiento

Por lo general la lumbalgia se cura por sí sola con descanso, pero también se recomienda aplicar hielo y calor así como el uso de antiinflamaorios para el dolor.

Si se opta por la fisioterapia, los estiramientos leves y progresivos así como ejercicios de la parte inferior de la espalda ayudan mucho a recuperarse más rápidamente.