El dolor de oído es un dolor casi insoportable, producido debido a una infección o inflamación en cualquier parte del oído, ya sea la zona interna, media o externa. Remedios caseros y soluciones naturales para aliviar el dolor de oído usando ingredientes que se pueden encontrar en casa. ¿Quieres conoceros? En Blogichics.com te ayudamos a curar el dolor de oído rápidamente, de manera fácil y simple. ¿Listo/a para el alivio?

Remedios Caseros para el Dolor de Oído

El calor es un elemento que ayuda a aliviar el dolor de oído así como a mejorar la circulación sanguínea. Para ello debemos humedecer una toalla o manta con agua caliente y colocarla en el oído adolorido. Este método ayuda a secar la humedad del oído. Verás como va a disminuir el dolor. Puedes realizar un proceso de calor similar calentando la toalla en el microondas durante unos segundos. Otra opción de calor es secar tus oídos con la secadora de pelo a una distancia apropiada por 5 minutos. Esto ayudará a eliminar la humedad del oído.

Un remedio natural que nunca falla es el aceite de oliva, el cual alivia el dolor y cura la infección. Solamente debes de verter 4 gotas de aceite de oliva caliente en el oído con la ayuda de un gotero. Luego tapa el oído con un pedazo de algodón y mantenlo así durante 1 hora.

El jugo de albahaca alivia los dolores del oído infectado. Debes machacar las hojas de albahaca y extraer su hoja. Luego coloca 2 gotas en un gotero y aplícalas sobre el oído. Tápalo con un algodón durante 1 hora.

La cebolla es un excelente antiséptico y antibacteriano, así que debemos utilizar su jugo para curar rápidamente el dolor de oído. Machaca la cebolla y saca el jugo. Luego toma un gotero y coloca 10 gotas sobre el oído adolorido. Luego tapa el oído con un algodón durante 1 hora. Repite el proceso 2 veces al día.

El aceite de eucalipto reduce el dolor de oído y además facilita el drenaje de fluidos acumulados por infección. Lo que vamos a hacer es verter unas gotas de aceite de eucalipto en un recipiente con agua hirviendo. Debemos inhalar el vapor durante unos minutos y repetir el proceso hasta que el dolor disminuya.

El vinagre blanco es muy efectivo para reducir el dolor y curar la infección. Solamente debes verter unas gotas en el oído adolorido. Puedes repetir el proceso 3 veces por día.

El jugo de menta ayuda a refrescar el oído adolorido. Simplemente debemos aplicar un par de gotas alrededor del oído infectado, teniendo cuidado de que no vaya directamente al canal auditivo.

El aceite de árbol de té es muy bueno para eliminar el dolor y tratar las infecciones de oído. Solamente debes verter un par de gotas del aceite en el oído y tapar con un algodón durante 1 hora.

La sal es un antiguo remedio casero para el dolor de oído. Lo que debes hacer es tomar 5 cucharadas de sal y calentarlas en una sartén hasta que adquieran una tonalidad marrón. Luego envuelve la sal en un paño limpio y presiónalo sobre el oído infectado durante 5 minutos. Repite el proceso 1 vez por día hasta que el dolor desaparezca.

El vinagre de manzana es un remedio eficaz para los oídos infectados debido a que tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Vierte 3 gotas en el oído adolorido y tapa con un algodón durante 1 hora. Repite el proceso 2 veces al día.

El agua oxigenada es un remedio casero popular contra el dolor de oído. Solamente debes de verter 3 gotas de agua oxigenada y dejarlo actuar por 2 minutos, luego inclina la cabeza hacia el lado contrario para que el agua salga. Puedes repetir el proceso cada 4 horas.

Otra alternativa es verter 3 gotas de aceite de sésamo en el oído enfermo con la ayuda de un gotero. Tápalo con un algodón durante 1 hora.

El aceite de bebé caliente también ayuda a aliviar el dolor de oídos. Basta con ponerse unas cuantas gotas.

Dentro de la medicina china encontramos a los ejercicios de Qigong, los cuales también puede aliviarnos el dolor. ¿Qué debemos hacer? Solamente debes colocar el dedo índice y el dedo del corazón formando una V y colocarlo detrás de la oreja. Mueve los dedos hacia arriba ejerciendo presión, luego relaja los dedos y vuelve a moverlos hacia arriba, así sucesivamente hasta realizar un total de 36 repeticiones.

El aceite de ajonjolí caliente también se puede aplicar en la ayuda de un gotero.

Si la causa del dolor de oído es la altitud o la presión, una manera sencilla de evitarlo es masticando chicle.