Una quemadura es una lesión traumática en la piel que puede ser producida por un pequeño descuido. Las quemaduras son causadas por el calor, ya sea por el sol, el fuego, el vapor o la electricidad. pero existen ciertos remedios caseros que pueden eliminar el ardor y dolor, brindar alivio inmediato y curar las quemaduras.

Mejores Remedios Caseros para las Quemaduras

El consejo básico tras experimentar una quemadura es realizar una inmersión del área afectada en agua fría o dejar correr el agua sobre la zona quemada durante varios minutos. Esto aliviará el dolor en la piel o la irritación de las articulaciones.

El aloe vera o sábila es una planta medicinal maravillosa con propiedades analgésicas y astringentes, cuyo gel ayuda a curar las quemaduras de la piel. Aplica un trozo de sábila directamente sobre la quemadura, verás cómo alivia el dolor y además regenerará la piel.

El aceite de lavanda brinda alivio inmediato tras la quemadura gracias a sus propiedades antisépticas, analgésicas e hidratantes. Asimismo reduce el riesgo de desarrollar cicatrices. Solamente debes de verter unas gotas sobre una gasa y aplicarlo directamente sobre la zona lesionada. Debes repetir el proceso cada 3 o 4 horas durante 2 días.

¿Sabías que la miel puede curar las quemaduras? Sí es un excelente antiséptico. Solamente debes colocar miel en un vendaje de gasa y aplicarlo directamente sobre la zona lesionada. Debes cambiar el vendaje 3 veces al día para que la curación sea más rápida.

Las bolsitas de té también son beneficiosas pues ayudan a extraer el calor y ardor de las quemaduras. Coloca 3 bolsitas de té en una taza de agua fría y colócalas directamente sobre la quemadura y envuélvelas sobre la piel con una gasa.

El vinagre cuenta con propiedades antisépticas y astringentes, ayuda a prevenir infecciones y es excelente para el tratamiento de quemaduras menores. ¿Cómo utilizarlo? Debes diluir el vinagre con agua y simplemente enjuagar el área lesionada con un paño empapado con la mezcla. Realiza el mismo procedimiento cada 3 horas.

El jugo de la cebolla es antiséptico, brinda alivio a la quemadura y reduce la posibilidad de formación de ampollas. Para preparar este remedio casero debes cortar una cebolla fresca y aplicar el jugo directamente sobre la quemadura y dejar que haga efecto durante unos 10 minutos. Deberás repetir el procedimiento varias veces al día.

La papa también ayuda a calmar el ardor de las quemaduras y la posibilidad de generar ampollas, y es que absorbe el calor de la quemadura. Corta rodajas de papa y aplícalas directamente sobre la piel irritada.

El tomate es un remedio casero popular para las quemaduras. Gracias a que es refrescante y humectante, ayuda a curar las quemaduras. Solamente debes cortar el tomate en rodajas y aplicarlo directamente sobre la zona donde se ha producido la herida.

La pasta de dientes es un remedio imprescindible cuando se presenta una quemadura. Al ser mentolada tiene un efecto refrescante y ayuda a evitar la aparición de ampollas. Aplica una capa gruesa de pasta de dientes directamente sobre el área lesionada.