¿Te gustaría hipnotizar a alguien? En Blogichics.com te enseñaremos cómo realizar una hipnosis en pocos pasos.

¿Cómo Hipnotizar a una Persona Fácil y Rápidamente?

Lo primero que tienes que saber es que la persona debe querer ser hipnotizada y estar dispuesta para ello. La persona debe estar relajada para que puedas conseguir que caiga en un estado de trance o sueño despierto. Debemos aclarar que con la hipnosis no lograrás ni que la persona esté inconsciente, ni dormida, ni bajo un hechizo o tu control ni tampoco hará nada que no quiera hacer.

Una vez que la persona ha accedido a ser hipnotizada, deben ir a un lugar cómodo y tranquilo, libre de distracciones. Lo más recomendable es una habitación limpia e iluminada con luz tenue. La persona a hipnotizar debe sentarse en un lugar cómodo para relajarse profundamente.

Empezamos induciendo al estado de trance hablando con un tono suave, lento y bajo, con una voz muy calmada y serena. Algunas de las frases que suelen utilizarse para hipnotizar son “Deja que mis palabras te invadan y acepta las sugerencias tal como las desees”, “Todo aquí es seguro, calmado y pacífico. Permite que tu cuerpo se relaje en el sofá o la silla a medida que relajas tu mente profundamente”, “Tus ojos pueden sentirse pesados y quieres cerrarlos. Deja que tu cuerpo se calme de manera natural a medida que tus músculos se relajan. Escucha a tu cuerpo y mi voz a medida que empieces a sentirte calmado” o “Tienes un control completo de este tiempo. Solo admitirás aquellas sugerencias que sean para tu beneficio y que estés dispuesto a aceptar”.

Ahora indícale a la persona que se concentre en su respiración, la cual debe ser regular y profunda. Inhalar llenando los pulmones con aire y luego exhalar lentamente.

También debes pedirle a la persona que concentre su mirada en un punto fijo o que cierre los ojos.

Pasamos a relajar el cuerpo de la persona, indícale que suelte todos los músculos de su cuerpo, de pies a cabeza. Algunas frases comunes para interceder en el proceso de relajación son “Puedes sentir cómo tus párpados se hacen pesados. Deja que caigan”, “Déjate caer cada vez más hacia un trance tranquilo y pacífico”, “Cada palabra que pronuncio te sumerge cada vez más rápido y profundo en un estado de relajación calmado y pacífico”, “Cálmate y desconéctate; cálmate y desconéctate; cálmate y desconéctate por completo”.

Una vez que la persona está en un estado de laxitud completo, pídele que se imagine en la parte superior de una escalera larga dentro de una habitación cálida y tranquila y que baje por ella. Cada peldaño la lleva a una profundidad aún mayor en su mente. A medida que avanza, dile que hay diez peldaños y guíala por cada uno de ellos hasta que llegue al estado de hipnosis. A través de él podrás realizar preguntas y aliviar los problemas de ansiedad, estrés y demás de la persona hipnotizada.

Para finalizar la sesión, indícale a la persona que abandone lentamente su estado de trance. Debes hacer que regrese progresivamente a su estado consciente y realiza una cuenta regresiva de 5 a 1. Una frase muy común es “Voy a contar del uno al cinco y para cuando termine te sentirás completamente despierto, alerta y renovado”.