Soñar con bebés es un sueño común y tiene varios significados. En términos generales, es un sueño que presagia cambios, nuevos inicios y buenas noticias en el futuro inmediato, pero también representa la inocencia y el recuerdo de momentos felices durante la infancia, así como algo puro y vulnerable en nuestro interior.

¿Qué Significa Soñar con Bebés?

En muchos casos, el sueño recurrente de bebés en mujeres es el deseo de quedar embarazadas, o la premonición de que alguien cercana quedará embarazada.

Si nos vemos a nosotros mismos como bebés, puede que estemos pasando por una situación de estrés, nos sintamos agobiados y tengamos un sueño de regresión, hacia aquella época en la que nos sentíamos protegidos(as).

Soñar con un bebé limpio y hermoso es signo de felicidad y buenos augurios, amor correspondido, buenas noticias relacionadas al trabajo y abundancia económica.

Soñar que sostenemos un bebé en brazos tiene relación con la nostalgia del pasado y las ganas de proteger a alguien, de desear dar y recibir cariño. Si en el sueño, el bebé cae de los brazos, no es para nada bueno pues significa futuros fracasos, frustraciones y miedos en temas personales.

Soñar con un bebé riendo, simboliza la recepción pronta de una noticia agradable y ansiada, así como la resolución de conflictos.

Soñar con un bebé llorando puede vaticinar enfermedades, percances o desamor. También puede significar que necesitamos más cuidado y atención.

Soñar con un bebé muerto simboliza el fin de algo, ya sea de una etapa importante en nuestra vida o una relación sentimental. También se le relaciona con futuros proyectos que no se llevarán a cabo. En el caso de que una madre sueñe con un bebé muerto no es más que un reflejo de miedo y preocupación por asuntos relacionados a los hijos.

Soñar con un bebé enfermo indica decepción en temas amorosos así como momentos tristes que producirán gran pena.

Soñar que olvidamos a un bebé quiere decir que procuramos esconder a los demás nuestras debilidades y vulnerabilidades.

Soñar con un bebé muy pequeño simboliza el miedo a pedir ayuda.

Soñar con amamantar a un bebé significa decepciones de la persona en la que más confiamos.

Soñar con un bebé abandonado representa las ansias de ser madre.