Durante el embarazo podemos sufrir de diversas alergias como dermatitis, urticaria, angioedema, eczemas, rinitis, entre otros. ¿Cómo se tiene qué actuar? ¿Qué medicamentos tomar? ¿Está en peligro el bebé? Son muchas de las preguntas que las madres se realizan. En Blogichics.com resolveremos todas tus dudas.

Estoy Embarazada y Tengo Alergia, ¿Qué Puedo Hacer?

Normalmente durante los meses de embarazo, las alergias no suponen un riesgo para el desarrollo del bebé, aunque claro está, hay que controlarlas muy bien. Lo que sí hay que saber es que si la madre y/o el padre son alérgicos, el bebé que nazca de ese embarazo tendrá un riesgo aumentado de hacerse alérgico.

Se recomienda en términos generales consumir antioxidantes para evitar el riesgo de enfermedades alérgicas y evitar vacunarse contra las alergias.

Para el tratamiento general de las alergias sí se pueden tomar medicamentos, pero con prudencia y siempre bajo el consejo del médico especialista.

Alergias a la Piel

Prevención

Para evitar las alergias de la piel se recomienda la higiene diaria y aplicar cremas hidratantes. Asimismo hacer uso de prendas de algodón y evitar la lana, fibras sintéticas y cualquier prenda que favorezca la sudoración.

Tratamientos

Si la alergia ya se ha desencadenado, se deberán hacer uso de algunos medicamentos como corticoides tópicos aplicados directamente sobre las zonas afectadas. Estos medicamentos reducen la inflamación, disminuyen el picor y la irritación cutánea, y pueden aplicarse sin riesgo bajo supervisión médica.

En casos de brotes graves, el médico recomendará ciclos cortos de corticoides orales.

Alergias Respiratorias

Prevención

Se debe controlar la exposición a alérgenos como el polen, el polvo y la humedad.

Tratamientos

Cuando se trata de alergias nasales y rinitis, los antihistamínicos son la solución. En casos severos, el médico puede recomendar ciclos cortos de algunos corticoides de vía oral.

Alergias Alimenticias

Prevención

Se recomienda comer frutas, verduras y frutos secos y evitar la ingesta de huevos, leche, pescados y mariscos pues pueden potenciar el desarrollo de alergias.