La alveolitis dental también conocida como osteítis alveolar es una complicación postoperatoria muy dolorosa que acontece tras la extracción de un diente y que conlleva a una inflamación del alvéolo dentario. No obstante no representa ni una consecuencia grave de la extracción.

Alveolitis: Definición, Tratamiento y Curación

El alvéolo aparece entre el segundo y tercer día después de la extracción de un diente permanente. El coágulo de sangre que se forma después de la extracción se desprende o se disuelve antes de la cicatrización de la herida, y deja expuestos el hueso y los nervios.

Algunos factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de contraer una alveolitis son el consumo de tabaco, de anticonceptivos orales que contienen estrógeno y el uso de corticosteroides.

Síntomas

El síntoma más común es el dolor agudo que se irradia especialmente desde el sitio de la extracción del diente a lo largo de la boca o la mandíbula, aunque también puede estar acompañado de mal aliento, hinchazón, fiebre y pus.

Tratamiento

El tratamiento incluye uso de analgésicos y antiinflamatorios así como limpiar y drenar la zona afectada por el dentista. Mantener una buena higiene bucal es de suma importancia.

Esta enfermedad se cura en días o semanas.