Un problema muy común son los gases y las flatulencias. Esto ocurrir por diversas razones: beber en exceso, masticar indebidamente, comer alimentos picantes,… El volumen de gas que producimos y los tipos dependen de la dieta que consumimos ¿Cómo podemos controlarlos? Existen una serie de remedios caseros y naturales que pueden ayudarnos a encontrar alivio.

Remedios Caseros para los Gases Estomacales y las Flatulencias

El jengibre es un remedio casero que sirve para curar problemas de flatulencias e indigestión. Solamente basta que comer un trocito de jengibre fresco después de cada comida. También se puede incluir jengibre en polvo en diferentes recetas. Otra forma de consumirlo es en té, y para prepararlo debemos tomar unas 3 rebanadas de jengibre y hervirlo, así de simple. Se recomienda beber 2 o 3 tazas de té de jengibre al día.

Las semillas de alcaravea son una buena alternativa para casos de indigestión, cólicos y gases. ¿Cómo consumirlo? En té. Para prepararlo añade una cucharadita de semillas en una taza de agua hirviendo, déjalo reposar y cuélalo antes de beberlo. Se recomienda beberlo entre 3 a 4 veces por día.

El ajo es ideal para reducir las flatulencias y los gases así como para promover la buena digestión. Se puede consumir en sopa, comerlo fresco en las comidas, y beberlo en té 2 a 3 veces al día.

Las semillas de hinojo se encargan de aliviar el exceso de gases estomacales y la indigestión. Se recomienda beberlo en té, y para prepararlo solamente tienes que hervir y colar las semillas.

La menta es un remedio natural para tratar problemas de flatulencia. Podemos beber té de menta después de cada comida. Otra opción es masticas las hojas de menta fresca para un alivio rápido.

Prueba también con un bicarbonato de soda y limón que es un antiácido muy eficaz. En un vaso con agua agrega el bicarbonato de sodio que producirá efervescencia, luego añade el limón y revuelve bien antes de beberlo. Se recomienda tomarlo con el estómago vacío.

La asafétida es un condimento oriental, que sirve también para aliviar la flatulencia y parásitos intestinales. Agrega en un vaso con agua tibia una pizca de asafétida y bébelo 2 a 3 veces por día.

El cardamomo es una especia que sirve para acelerar el proceso de la digestión y aliviar los gases. Puedes agregar el polvo del cardamomo en tus comidas o masticas las semillas enteras. También es recomendable beber entre 2 a 3 veces por día té de cardamomo.

La canela permite obtener un alivio instantáneo con las flatulencias y evita la formación de gases. Puedes beberla en té. Solamente debes agregarle ½ cucharadita al agua hirviendo, mezclar bien y dejar reposar antes de beber.

Beber agua es de suma importancia para evitar los gases y las flatulencias. Se recomienda beber al menos 2 litros de agua por día para favorecer a una correcta digestión.

La papaya y la piña son frutas maravillosas para realizar una correcta digestión. Podemos comerlas frescas o tomarlas en jugo.

El vinagre de manzana es un remedio altamente efectivo. Solamente debes diluir 2 cucharadas de vinagre de manzana en un vaso con agua y beberlo después de cada comida.

El diente de león es una hierba que ayuda a aliviar los gases. Tómala en infusión.

El anís sirve para prevenir los gases. Se recomienda beber 1 taza antes de cada comida o cuando suframos de episodios de gases.

La manzanilla es otra hierba que ayuda a la movilidad del intestino. Bébela cuando sientas gases.

Beber zumo de limón en ayunas por las mañanas es perfecto para evitar los gases. También podemos beberlo después del almuerzo.

El agua de coco reduce los gases y mejora la digestión. Puedes tomar un vaso después del almuerzo y otra a media tarde.

Los paños de agua caliente son medios físicos que sirven para apaciguar el dolor del vientre a raíz de los gases. Debemos colocar el paño en el abdomen hasta que éste se relaje y los gases se reduzcan.

Para evitar las flatulencias se recomienda evitar comer alimentos demasiado calientes. También debemos mantener una buena postura a la hora de ingerir nuestros alimentos.

Si sufres de gases y flatulencias evita comer col, frijoles, brócoli, garbanzos, quesos, cebolla, coliflor y refrescos carbonatados.

Está demás decir que comer en exceso provoca gases y flatulencias. Intenta no sobrecargar el estómago para no dificultar la digestión.

Mastica bien tus alimentos, no te apures, podrías causar problemas digestivos.

Intenta evitar el chicle pura provocará que te llenes de gases.

La ansiedad y el estrés también pueden generar gases y flatulencias. Intenta manejarlos con ejercicios y estiramientos relajantes.