Los riñones son uno de los órganos más importantes del cuerpo pues se encargan de regular los líquidos de nuestro cuerpo así como filtrar y eliminar los desperdicios e impurezas del mismo. Existen una serie de remedios naturales que permiten limpiar, desintoxicar y cuidar los riñones así que si tienes los riñones inflamados, nefritis o cálculos renales no dejes de probar estas alternativas.

Remedios Caseros y Naturales para los Riñones: Consejos para el Dolor y Limpieza de los Riñones

Lo primero a tener en cuenta es que para mantener unos riñones sanos es fundamental que nos hidratemos, así que debemos beber mucho líquido, en especial agua para eliminar los residuos tóxicos. La cantidad recomendada es 2 litros de agua al día.

El jugo de granadilla es excelente para eliminar naturalmente cálculos renales. Se puede beber varias veces al día.

El vinagre de manzana también es un remedio ideal para limpiar los riñones.

La cola de caballo es una hierba que podemos beber en forma de infusión para estimular la función renal.

El diente de león también se puede beber en infusión 2 a 3 veces por día.

El apio es una buena alternativa para prevenir los cálculos renales. Lo podemos tomar como infusión o comerlo en ensaladas.

Otras hierbas que brindan excelente resultados cuando son tomadas en forma de infusión son el enebro, el jengibre, la ortiga, el perejil, el trébol rojo, el solidago y la raíz de malvavisco.

La sandía es una fruta que ayuda a mantener saludables los riñones debido a que es diurética.

El magnesio es un mineral que ayuda a evitar la producción de cálculos renales. Se recomienda ingerir 300 gramos al día.

Para evitar los dolores de riñones, un remedio infalible es el aceite de oliva con zumo de limón y vinagre de manzana. Toma una cucharada y el dolor desaparecerá. Se puede repetir el proceso cada hora si el dolor es persistente.

También se recomienda llevar una dieta baja en proteínas, y evitar el consumos de lácteos, mariscos, pescado y pollo. Asimismo debemos evitar el consumo de cafeína y chocolate que se encargan de aumentar el ácido úrico en los riñones y puede provocar la formación de cálculos renales. Tampoco debemos consumir bebidas alcohólicas, acelgas, espinacas, soja, remolachas, germen de trigo y maní.