El bebe recién nacido tiene una serie de necesidades y requiere de cuidados especiales cuando llegue a casa. Por ello en Blogichics.com hemos recopilado los mejores consejos para los primeros días en cuanto a piel, pelo, ropa, higiene, cura del cordón umbilical, uñas, orejas, nariz, y más.

Principales Cuidados de un Recién Nacido

Cuidados Generales

Empecemos hablando de la cura del cordón umbilical. El cordón umbilical, al dejar de recibir aporte sanguíneo se momifica y acaba cayendo pasados unos días. ¿Cómo curarlo? Se puede utilizar alcohol de 70ºC o simplemente agua y jabón, y colocarle encima una gasa limpia, después de secarlo bien.

¿Qué sucede si el bebe se escalda? Si después de limpiarlo no está irritado, no hace falta ponerle nada, no obstante si notas escaldadura, entonces se puede optar por una crema o por maicena con aceite de oliva para la zona perianal hasta que otra vez la piel de la zona esté sana.

Principales Cuidados de un Recién NacidoDespués de amamantar es importante quitarle los gases al bebé. El eructo no es obligatorio, pero la mayoría de los bebés se sienten mejor después de haber echado el aire. Para ayudarlos, debemos colocarlos sobre nuestro hombro o bien ponerlos boca abajo encima de nuestras rodillas y darles palmaditas en la espalda.

Para levantar a un bebé de forma correcta se debe colocar una mano debajo de la cabeza y la otra bajo el tronco, mientras se les levanta con suavidad.

Durante los primeros meses la cabecita del niño necesita apoyo. Cuando los cargamos, hay que sostenerla en todo momento con suavidad pero con firmeza.

Ropa

Durante los primeros días, el bebé debe estar abrigado pues viene del útero materno a donde estaba a una temperatura alta comparada con el exterior. Además no tienen una cantidad de grasa considerable, por lo que lo más aconsejable es abrigarlos un poco más de lo que nos abrigaríamos nosotros como adultos.

¿Cómo saber si sienten frío o calor? Tocarlos en la zona del cuello o en la espalda nos hará notar su temperatura y así saber si están cómodos o necesitan más o menos abrigo.

Sabemos que la piel del bebé es muy delicada, entonces ¿Cómo se debe de lavar su ropa? Para evitar posibles reacciones alérgicas, lo más aconsejable es lavar la ropa del bebe por separado y no utilizar suavizantes. Lo mismo debemos hacer con sus sábanas y mantitas.

Si el bebé mancha su ropa con leche, una forma casera para quitar el mal olor y la mancha es con una mezcla de agua y levadura.

Higiene

Hablemos ahora de la higiene. El baño diario puede resecar la piel del bebe y provocar eczemas o infecciones cutáneas. Lo más recomendable es bañarlo cada 2 o 3 días, y en los días en los que no se baña, igualmente hay que pasar por un proceso de higiene, haciendo algún cambio de pañal con agua y jabón.

Principales Cuidados de un Recién Nacido

Es hora de bañarlo, ¿Cómo se hace? El agua debe estar a una temperatura templada, ni muy fría, ni muy caliente. Luego de bañarlo hay que secarlo muy bien, sobre todo en las zonas de los pliegues y vestirlo rápidamente.

Para después del baño debemos aplicarle una crema solamente si la piel del bebe está reseca, para hidratarla. Al colocar la crema es bueno realizar un poco de masajes.

El cuidado de las uñas es muy fácil, solamente hay que cortarlas cuando haga falta. No hay una edad mínima para cortar las uñas de un bebé. Es una cuestión de lógica, si las tiene largas pues se cortan. El procedimiento puede realizarse con una lima o con tijeras de puntas redonda, sujetando bien la manito del bebe.

Si el bebé tiene legañas, que puede ser habitual, hay que limpiarlos con suero y con una gasa. Debemos hacerlo desde adentro hacia fuera.

Si el bebé tiene cera en los oídos, solamente limpiemos con una gasa la zona exterior de las orejas.

Si el bebé presenta moquitos lo más aconsejable es hacer uso de suero fisiológico, aplicándolo gota a gota por los orificios nasales.

¿Cómo se limpia la zona del pañal? Lo ideal es hacer al menos un cambio al día con agua y jabón o toallitas. Si pueden ser más, pues mejor. La dirección para limpiarlo es desde los genitales hacia el ano, digamos que de arriba abajo, de modo que las heces no se dirijan hacia los genitales y causen infecciones.

Principales Cuidados de un Recién Nacido

A los lactantes les suele aparecer una costra llamada costra láctea, una dermatitis seborreica. ¿Qué hacemos si aparece? Solamente retirarla con un pañito con aceite de oliva, aceite de almendras o aceite de bebé, y realizar masajes suaves sobre la cabeza. Luego con un baño, y con la ayuda de una esponja, lavamos delicadamente su cabeza y la costra irá desapareciendo.

Es normal que el cabello del bebe se caiga, y en algunos casos muchos quedan pelones. Si consideras que le debes cortar el pelo o no, es una decisión muy personal, que tiene que ver con estética y nada más. Para cortarle el pelo al bebe se debe hacer uso de tijeras con punta redonda.

Alimentación

En cuanto a la alimentación debemos tener en cuenta que los recién nacidos tienen el estómago muy pequeñito, por lo tanto la cantidad de leche que les cabe es también pequeña. Los intervalos entre las tomas deben ser los que su cuerpo exija, es decir, la lactancia a demanda.

Principales Cuidados de un Recién Nacido

¿Sabías que muchos bebés regurgitan después de mamar? Es normal. No hay razón para preocuparse. Normalmente solo echan la leche que han tomado de más.

Muchas veces el recién nacido no se queda satisfecho después de mamar. ¿Por qué sucede? Puede ser que solamente esté succionando el pezón así que lo que debes hacer es procurar que la areola del pecho también esté dentro de su boca.

Hay algunos bebés que se duermen mamando. Probablemente no tengan mucha hambre o aún estaban medio dormidos. En este caso, basta con mover un poquito el pezón para que despierten y sigan alimentándose.

Durante los primeros días de nacido no es aconsejable darle nada que no sea leche.

La postura adecuada para acostar al bebé después de comer es boca arriba.

Sueño

Para acostar al bebé para dormir en la cuna, la mejor postura es hacerlo boca arriba.

Es importante procurar acostarles a la misma hora y siguiendo un mismo ritual. Esto deberá mantenerse durante los siguientes años.