Los días siguientes al nacimiento de su bebé puede ser un reto para las madres que han tenido un parto por cesárea. Después de tener una cesárea hay que tener ciertos cuidados postparto para recuperarse. Esto se debe a que la cesárea es una cirugía mayor y la recuperación es más lenta que un parto vaginal. Generalmente la mujer que dio a luz por cesárea permanece en el hospital entre 2 a 4 días antes de regresar a casa.

Cuidados después de una Cesárea

Se recomienda caminar lenta y progresivamente desde el primer día de la intervención para mejorar la recuperación.

Los primeros días después de la cesárea, tendrás un flujo vaginal llamado loquios, constituido por sangre y tejido muerto de las paredes del útero. En los primeros 3 a 4 días será de color rojo intenso. No debes asustarte, es normal.

Al principio puedes sentir dolor al estornudar, toser y hacer cualquier otra acción que ejerza presión sobre la zona abdominal pero a medida que pasen los días irá mejorando. Usa las manos o una almohada para sostener la incisión cuando te rías, tosas o estornudes.

Si se siente dolor, se pueden tomar calmantes o analgésicos para aliviar el dolor.

Una vez que regreses a casa, es importante buscar ayuda con anticipación para no trajinar más de lo normal y así evitar molestias posoperatorias.

Bebe abundante cantidad de líquido para evitar el estreñimiento.

Además se debe mencionar que no se debe levantar peso por lo menos durante 15 días, y evitar el entrenamiento por 1 mes o hasta que la herida cicatrice completamente.

Se deben esperar entre 30 a 40 días para reiniciar la actividad sexual.

La herida de la cesárea se debe lavar con agua y jabón y secar bien. Finalmente colocar una gasa estéril y cubrirla con una faja abdominal para que cicatrice bien.

Probablemente experimentes la depresión postparto. Esta tristeza generalmente empieza unos días después del parto y perdura por unos cuantos días.