El ántrax también conocido como carbunco es una enfermedad aguda, contagiosa y grave, causada por el estafilococos Bacillus anthracis.

Ántrax: Síntomas del Virus Carbunco

Es una enfermedad poco común que afecta mayoritariamente al ganado, pero también a los seres humanos. El ántrax se encuentra diseminada por todo el mundo, siendo especialmente frecuente en ciertas regiones de África, Asia y Oriente Medio y el Sureste Europeo.

¿Cómo se contagia?

Existen 3 formas de contagiarse con ántrax: la forma cutánea, que afecta a la piel y se contrae a través de cortaduras y heridas. También se puede infectar de ántrax por inhalación, respirando las esporas de las bacterias. Finalmente también existe el contagio gastrointestinal, el cual se realiza por el consumo de alimentos infectados.

El período de incubación oscila entre 1 y 20 días, aunque en la mayoría de los casos la enfermedad se hace evidente a partir de los 3-7 días de la infección.

Síntomas

La forma cutánea, la más frecuente, se caracteriza por el desarrollo de una pápula en el lugar de inoculación, rodeada de un área de vesículas de contenido fluido. La zona central papular se ulcera y seca, desarrollándose una zona deprimida de color negro muy característica. La lesión normalmente no es dolorosa aunque se encuentra rodeada de una zona edematosa.

La forma intestinal de la enfermedad es la más rara. Los síntomas son fiebre, náuseas, vómitos y diarrea.

En la forma inhalatoria del proceso los síntomas se desarrollan rápidamente y no son específicos. Al principio se produce fiebre con toses no productivas, seguidas de dificultad respiratoria grave, con estridor, cianosis y septicemia fatal.

Tratamiento

Si el ántrax se diagnostica de manera rápida, los antibióticos en altas dosis pueden curar la enfermedad. El tratamiento también puede incluir corticosteroides.

La severidad de la enfermedad varía según el modo de contagio. El carbunco cutáneo, presenta una mortalidad baja, sin embargo el carbunco pulmonar es letal en la mayoría de los casos. El carbunco intestinal puede evolucionar rápidamente al choque séptico, coma y la muerte en un 50 % de los casos.

Prevención

Existe una vacuna para prevenir el ántrax especial para las personas en el servicio militar y otros grupos de alto riesgo.