La dexametasona es un potente glucocorticoide sintético con acciones que se asemejan a las de las hormonas esteroides. Actúa como antiinflamatorio e inmunosupresor para aliviar la inflamación y enfermedades autoinmunes. Se utiliza para problemas de la piel, la sangre, los riñones, la tiroides, los intestinos, las alergias, el asma, la artritis y hasta para ciertos tipos de cáncer.

Dexametasona: Mecanismo de Acción, Presentación, Indicaciones, Dosis,...

Su potencia es de unas 20-30 veces la de la hidrocortisona y 4-5 veces mayor que la prednisona.

Presentación

El dexametasona viene envasada en forma de tabletas y solución líquida para tomar por vía oral y en inyectable.

Posología

La dosis es entre 0.5 mg a 1.5 mg vía oral y de 4 a 8 mg por vía intravenosa. 

Efectos Secundarios

Este medicamento puede provocar malestar estomacal, irritación del estómago, vómitos, dolores de cabeza, mareos, insomnio, depresión, ansiedad, acné, facilidad para desarrollar moretones, menstruaciones irregulares, aumento del apetito, sequedad de la piel y reacciones alérgicas.

Contraindicaciones

Las personas con problemas al hígado, corazón, diabetes, hipertensión, enfermedades mentales, síndrome de Cushing, tuberculosis, glaucoma, osteoporosis, mifepristona y úlceras deben abstenerse de su uso. También las mujeres embarazadas o en etapa de lactancia.

Marcas Comerciales

La dexametasona se comercializa bajo los nombres de Decadron, Dexameth, Dexone y Hexadrol.