El trasplante de médula ósea es la única esperanza para muchos afectados de leucemia y otras enfermedades de la sangre. El procedimiento consiste en sustituir las células enfermas del paciente por células sanas de un donante. Se trata de una acción voluntaria y altruista que pone a disposición dar progenitores hematopoyéticos (células madre de la sangre) para cualquier persona del mundo que lo necesite.

¿Cómo ser Donante de Médula Ósea?: Requisitos, Procedimiento, Consecuencias

Requisitos

Toda persona puede ser donante siempre y cuando este entre los 18 y 55 años, que tenga al menos 50 kg de peso y que goce de buena salud (no debe poseer antecedentes de enfermedades cardíacas, hepáticas, autoinmunes, infecto-contagiosas o neoplásicas).

Información y Preguntas Frecuentes

Dentro del grupo familiar, los hermanos son los mejores donantes para un paciente debido a las características hereditarias del sistema mayor de histocompatibilidad humano (HLA). No obstante sólo entre un 25% y un 30% de los pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante familiar compatible.

¿Puedo ser donante para un familiar o amigo o una persona concreta? No, no puedes inscribirte como donante de médula ósea para donar a una persona concreta. ¿Por qué? Si no eres familiar de primer grado con el paciente, las posibilidades de compatibilidad con él son casi nulas.

No se necesita de una intervención que elimine la médula ósea ni está relacionado con la médula espinal. Donar médula ósea no interfiere en ningún sentido con la columna vertebral ni con el sistema nervioso del cuerpo humano.

Se puede donar cuantas veces sea necesario.

Existen una serie de instituciones en donde puedes inscribirte como donante de médula ósea. Debes informarte.

¿Cómo se lleva a cabo el procedimiento? Primero te extraen una muestra de sangre y si resultas compatible con el receptor te contactarán. Hay dos maneras de obtener las células madres del donante. En el 70% de los casos se hace por el proceso de citoaféresis o donación de sangre periférica. En este tipo de solamente se extrae de forma selectiva las células madre circulantes en la sangre, devolviendo el resto de la sangre al donante. La separación de las células madre se realiza mediante la centrifugación de la sangre en una máquina a la que el donante está conectado con un equipo completamente estéril y de un solo uso..

La otra forma es la de extraer la sangre medular de las crestas ilíacas (parte posterior-superior de la pelvis) mediante unas punciones. Este procedimiento se realiza bajo anestesia general o epidural y requiere ingreso hospitalario de 24 horas.

No se trata de una acción peligrosa en absoluto, pero ¿Qué efectos secundarios puede tener donar médula ósea? El único efecto secundario de la donación de médula ósea mediante punción es el posible dolorimiento de la zona de punción, dolor que pasa en menos de 48 horas. En el caso de la donación a través de aféresis, se pueden experimentar síntomas similares a una gripe, como el dolorimiento de huesos y músculos.

¿Cuánto tiempo tiene que pasar para poder hacer vida normal? Se recomienda unos 2 a 3 días de reposo relativo, pero desarrollando todo tipo de actividades.