El carisma es el don o arte de fascinación o encanto que algunas personas ejercen sobre los demás. Seguramente has notado que hay personas que tienen la capacidad de cautivar a cualquiera. Pues bien, se nace con carisma, pero también se puede practicar.

¿Cómo ser más Carismático?: ¿Cómo tener buen carisma y personalidad?

El ser carismático te abre muchas puertas y te da la posibilidad de ser una persona más seductora y con mayor éxito en los negocios.

Existen una serie de claves para ser más carismático. ¿Quieres conocerlas para tener ese magnetismo que inspira confianza y adoración? Toma en cuenta estos consejos para atraer la atención y admiración.

Un tip fundamental para ser carismático es transmitir confianza. Ser carismático no es lo mismo que tener confianza en ti mismo, pero cuando das la apariencia de tener esa confianza te puede hacer ver más carismático. Hablar con confianza a un ritmo relajado, con claridad y con convicción también ayuda.

Otro consejo infalible es mantener una actitud positiva. Ama lo que eres y lo que haces. No critiques.

Es muy importante mostrar carisma a través del lenguaje corporal. Mantén siempre la cabeza en alto, haz gestos con las manos, mantén una postura correcta con la espalda derecha (pero no rígida), mira a los ojos de las personas cuando les hables, y cuando las conozcas da un apretón de manos firme. Sonríe siempre, pero genuinamente cuando saludes a alguien. Mantén siempre la calma, y deja el nerviosismo de lado.

¿Cómo ser más Carismático?: ¿Cómo tener buen carisma y personalidad?

Hacer que la gente se sienta especial es algo muy normal entre la gente carismática. No importa quien sea la persona con la que hables, ponte a su nivel, sé respetuoso y haz que se sienta como una persona única. Mostrar interés en la vida de las personas sin ser entrometido es importantísimo. Puedes preguntar por su familia, sus opiniones, etc. No olvides escuchar y brindar tu atención a las personas cuando te hablen, haciendo interjecciones o asentando con la cabeza para asegurarle a la otra persona que estás interesado en lo que te está diciendo. Trata de aprenderte los nombres de las personas.

Ser ingenioso es una parte fundamental del ser carismático. Sé capaz de hacer reír a la gente sin esfuerzo. El sentido del humor cautiva a la gente. Ríete de ti mismo, si aprender a reírte de ti proyectarás confianza. Bromea con las personas pero en un tono inofensivo y sin ofender.

Ser encantador es otro must del carisma. Para ello se debe ser versátil, capaz de hablar de cualquier tema, ser culto y equilibrado siempre llama la atención. Ponerse en contacto con las emociones también es importante pues te permite relacionarte con lo que los demás sienten.

Sé honesto. A las personas no les gusta la gente aduladora ni mentirosa.