La dieta cetogénica se ha popularizado como una alternativa rápida para perder peso. Se trata de una dieta baja en carbohidratos, centrada en el consumo de grasas naturales, con ingesta de proteínas adecuadas con la finalidad de fomentar la oxidación de grasas que dan lugar a la formación de cuerpos cetónicos. Fue desarrollada a principios de los años 20 por el Doctor Wilder.

Dieta Cetogénica: Ventajas, Desventajas, Menú y Resultados

Una dieta cetogénica típica sugiere consumir de 20 a 50 gramos de hidratos de carbono por día, y una  ingesta total no debe ser superior a las 1.000 kcal.

Este tipo de dietas solamente se deben aplicar bajo control médico y durante un tiempo limitado.

Ventajas

La dieta cetogénica tiene un efecto superior a otras dietas para perder peso pues reduce de gran manera la proporción de grasa del organismo.

Además mejora el perfil lipídico al reducir los niveles de triglicéridos, de colesterol total e incrementar levemente el colesterol HDL.

Las dietas cetogénicas promueven la ausencia de hambre y tienen un gran poder saciante dada la gran presencia de proteínas y grasas.

Desventajas

La comunidad médica es reacia al uso de las dietas cetogénicas para el tratamiento de la obesidad, debido a sus potenciales efectos negativos sobre la salud.

Es una dieta que se basa en la degradación incompleta de ácidos grasos los cuales generarán cetosis en el cuerpo. Después que se agoten los carbohidratos y las grasas, el cuerpo comenzará a degradar músculos y perder masa muscular.

Si bien es cierto que la dieta ayuda a bajar mucho de peso, puede afectar al hígado y generar arritmias.

Tiene un escaso aporte de vitaminas, minerales y fibras, lo que puede desarrollar estreñimiento.

También es frecuente sufrir de mal aliento o halitosis dada la elevada producción de cuerpos cetónicos, así como la presencia de cansancio o fatiga debido a la escasez de hidratos en la dieta.

También genera un descenso en la capacidad de atención.

Contraindicaciones

La dieta cetogénica no es aconsejable en personas con problemas hepáticos o cardíacos.

Menú

Existen dietas cetogénicas en las cuáles se permite la ingesta de frutas y/o vegetales, pero en cantidades muy controladas, mientras que otras eliminan por completo toda fuente de carbohidratos, prohibiendo la ingesta de cereales, harinas, panificados y también, frutas, verduras y legumbres.

También hay dietas cetogénicas en las cuáles se recurre al ayuno para propiciar la formación inicial de cuerpos cetónicos que posteriormente debe sostenerse para lograr la pérdida de peso a expensas de la gran oxidación de grasas.