Las radiografías dentales son un tipo de imagen de los dientes de los huesos y de los tejidos blandos de la boca. Son herramientas útiles de diagnóstico para ayudar al dentista u odontólogo a detectar de manera rápida y eficaz el daño y la enfermedad de dientes y encías no visible durante un examen dental regular.

Radiografías Dentales

Los rayos X son una forma de radiación electromagnética de alta energía y penetran el cuerpo para formar una imagen en una película.

Las radiografías muestran cantidad, estructura y posición de dientes y mandíbulas normales.

Entre los tipos de radiografías dentales encontramos a:

• Interproximales
• Palatales
• Panorámicas
• Periapicales

Aspectos a tener en cuenta

La radiografía en sí no causa ninguna molestia. No hay una preparación especial para este examen. Es posible que se use un delantal de plomo para cubrir el cuerpo.

Se le debe comentar al odontólogo si se está embarazada pues las radiografías exigen un nivel muy bajo de exposición a la radiación.

Morder el pedazo de película hace que algunas personas sientan náuseas, sensación que generalmente se puede aliviar con una respiración lenta y profunda por la nariz.

Frecuencia

La frecuencia con la que se deben tomar radiografías dentales depende de su salud bucal actual, su edad, su riesgo para la enfermedad y los posibles signos y síntomas de enfermedades bucales.