¿Necesitas estirar, ablandar o aflojar esos zapatos nuevos e incómodos que te aprietan? En esta ocasión te mostraremos las mejores maneras de estirar y/o ensanchar tus zapatos en pocos pasos.

¿Cómo Estirar la Horma de los Zapatos que Aprietan?

Un truco que nunca falla para estirar los zapatos es colocártelos con medias muy gruesas como aquellas que se usan para el frío o para hacer deporte. Camina un poco mientras estés en casa y poco a poco irán cediendo.

Otra solución para estirar los zapatos es rellenarlos con algún objeto como papel periódico, bolsas de plástico, medias enrolladas, etc. Debes mantenerlos así un par de días. Luego sácales el relleno y camina un poco con ellos.

¿Sabías que el frío también ayuda a estirar los zapatos? Sí, aunque no lo creas, también puedes rellenar tus zapatos con papel periódico o bolsas de plástico y colócalos en el congelador. Después de 3 días, los zapatos habrán cedido.

También existen soluciones líquidas especiales para zapatos de cuero que ayudan a estirar los zapatos. El procedimiento en sencillo. Debemos rociar el zapato en las zonas donde más apretado nos quede y frotar el líquido hasta que el zapato lo absorba.

Otro truco casero es estirar los zapatos con la ayuda de alcohol. ¿Cómo? Mojamos un algodón con alcohol y lo introducimos en el zapato. Una vez humedecido el interior introducimos papel blanco para que el alcohol no destiña nuestros zapatos. Debemos esperar un día a que se sequen antes de probarlos.

Una forma muy práctica y convencional es estirarlos con una horma, sobre todo si son zapatos de cuero. La horma es una herramienta con la forma de un pie que ayuda a ensanchar el zapato.