Cuando jóvenes siempre deseamos destacar llamando la atención del medio que nos rodea y al momento que comenzamos a socializar es el punto de partida para hacernos de un nombre entre nuestras amistades. En este post te daremos algunos datos para convertirte en todo un chico(a)  popular, teniendo siempre en claro que lo superficial nunca será lo que más cuente.

Para ser popular no se tiene que ser hermoso, rico o atlético. En muchas ocasiones solo basta con ser original, tener buena autoestima y desarrollar una buena personalidad.

Para comenzar debes dejar de hablar y comenzar a escuchar. El punto es atender a los demás por cinco días, ellos sentirán que no están solos y que existe alguien que los comprende.

El segundo consejo sería conocer a alguien famoso o alguien que dentro del círculo de amigos tenga ya formada una cuota de popularidad. Frecuéntalo y cuéntaselo a tus amistades.

Así las personas que no sabían tu nombre se convertirán inmediatamente en tus mejores amigos. Ojo que no creas en todo lo que dicen pues ten en mente que solo será por la persona que frecuentaste.

También puedes tentar una cita con las personas más populares de la escuela. Aquí vale usar un poco la capacidad de soñar. Existen casos donde personas con baja popularidad comienzan a salir con un chico o chica popular, son novios o muy amigos, pero ambos crecen ante la vista de los demás.

Un punto importante es la actitud positiva. No tejes por una semana y te librarás de las cargas y malos pesares, estos se reflejará en tu actitud con los demás. Se buen amigo.

Intenta destacar por el lado de la diversión o las bromas, pero nunca “bulleando” a alguien. A veces obtener las mejores calificaciones aunque no lo parezca puede hacerte ganar el reconocimiento de los demás, sin necesidad de que te conviertas en un nerd.