Muchas veces nos mentalizamos en que la felicidad es un objetivo en la vida difícil de alcanzar sin embargo este pensamiento solo hará que cada momento de la misma la vivíamos infelices y preocupados persiguiendo algo que de seguro está ante nuestros ojos. En este post te hablaremos acerca de donde puedes encontrar la felicidad sin necesidad de sufrimiento y dificultad.

¿Cómo ser Feliz?: Claves para Encontrar la Felicidad

Ser feliz es primero una elección no una condición. Lo primero que debes hacer es enfocarte en ser feliz, si no se está convencido de que puedes optar por este estado será más lenta la asimilación de tu mente a que la felicidad es algo tan sencillo como grandioso. Ten el valor de vivir una vida propia, ama y haz feliz a los que te rodean. La clave de la felicidad se sienta en el amor.

Tenemos que cambiar el “chip” de que el éxito es la clave de la felicidad. Este concepto afecta mucho porque se trata de un paradigma que todavía sigue impregnado en la sociedad. Abandonemos la idea de que un título, un rol o una posición socioeconómica poderosa es la clave de la felicidad. Esto puede ser una motivación, pero si no se realiza la frustración puede hacernos muy infelices. Siendo de este modo la felicidad está en otra parte.

Es muy importante rodearse de gente positiva, pilas y alegre. La felicidad es como una hermosa enfermedad que se extiende por todo lo que nos rodea, es pegajosa y contagiosa de bienestar. Al estar rodeado de personas felices, ellos nos transmiten esa energía especial que hace que los días junto a ellos sean más placenteros, reconfortantes y hasta productivos.

También es importante mantener el cuerpo y la mente ocupada en actividades que fortalezcan ambos aspectos de nuestra humanidad. Realizar alguna actividad física en el día, puede cambiarlo totalmente el panorama de la vida. También es importante dar gracias a Dios y a las personas por cada día, la gratitud alivia el alma.

Por último y también interesante es el ser conscientes del “momento presente” del “ahora” ese tiempo escabullidizo pero que está siempre con nosotros. Si es así comenzaremos a aprovechar al máximo cada momento de la vida y por ende ser felices. No pospongamos nada, hagámoslo ahora.