Muchas veces juzgamos a las personas por su comportamiento y sin embargo puede que exista un problema de conducta mucho más complejo que no les permita desempeñarse como ellos quisieran en sociedad. Por esta razón hoy conoceremos qué es el Borderline y cómo está presente en las sociedades modernas.

¿Qué es el Borderline?: Síntomas de Trastorno de Personalidad Limítrofe

El Borderline es un trastorno de la personalidad que hace a las personas inestables, impulsivas y las empuja a tomar decisiones peligrosas; a pesar de ello puede tener una vida normal con un merecido tratamiento médico. De esta manera las personas que padecen el trastorno límite de personalidad o “borderline” suelen tener un carácter complicado y poca tolerancia a la frustración.

Una persona con este problema suele tener poca capacidad de análisis e impulsos no controlados sumados aun estado cambiante de humor y agresividad. Un borderline puede llegar a ser mitómano (mentiroso compulsivo) y también propenso a las adicciones y en algunos casos, violento.

¿Qué es el Borderline?: Síntomas de Trastorno de Personalidad Limítrofe

Entre otros rasgos que nos permiten identificar a personas afectadas con este trastorno es su poca tolerancia a las frustraciones. Es decir, si ellos pasan por un problema y pelean con alguien, por ejemplo en el trabajo, son capaces de abandonar su empleo debido a esta situación ya que no pueden afrontar con facilidad una frustración. Asimismo son manipuladores y hábiles para controlar a los demás de acuerdo a su conveniencia e interés.

Si bien antes la ciencia consideraba este tema como un problema de bipolaridad, en la actualidad después de varios estudios se concluyó que tienen alguna asociación pero no se está hablando del mismo padecimiento. El borderline es una enfermedad que muchos famosos se han visto en la necesidad de revelar para ayudar a otras personas que pasan por la misma situación y no tienen control sobre lo que siente.

Padecer del trastorno de borderline no tiene que representar un panorama caótico para toda la vida. Es posible hacer una vida profesional y familiar normal. Lo importante es acudir al psiquiatra pues esta patología responde al orden neuroquímico.