Existen muchas maneras de expresar lo que más nos gusta, interesa o queremos con detalles, una de estas son los tatuajes y hay de todo. En este post hablaremos de los famosos tatuajes blancos que últimamente han tomado mayor relevancia en las preferencias de los más expresivos.

Tatuajes con Tinta Blanca

Encontramos tatuajes de todos los tamaños, lugares y colores. Los tatuajes son parte una muda y cultura popular con dibujo extraños y hasta enigmáticos. Los tatuajes hechos con tinta blanca suelen quedar más suaves sobre la piel y se asemejan a viejas cicatrices de la niñez solo que con diseño.

Desde hace mucho que existen pero ahora se han puesto más de moda. Podemos también referirnos a algunas celebridades que han adoptado esta moda, como por ejemplo Justin Bieber, Demi Lovato o Rita Ora. Sin embargo por el hecho de que la tinta sea blanca no significa que pueda ser inofensiva, pues en algunos casos pueden generar alergia.

Tatuajes con Tinta Blanca

A pesar de ello tatuarse con tinta blanca puede ser una idea seductora, aunque duran poco por ser débiles a la exposición solar. Asimismo supone los mismos cuidados que un tatuaje de otro color, es importante llevar un control si bien no riguroso pero sí precavido después de cada tatuaje.

Muchos expertos consideran que no es lo mismo el dibujo recién hecho que cuando comienza a cicatrizar. Lo bueno del tatuaje en tinta blanca es que se confunde como si fuese una marca de tu propia piel. A la vez son discretos para aquellos que no desean exponerse tanto debido al trabajo o gusto. Por el contrario de los tatuajes negros, estos son más fáciles de quitar.

La única desventaja es que con el paso del tiempo tienden a desaparecer, sin embargo depende de cada persona que tan contraproducente pueda ser esto. Para una moda de momento, estos tatuajes se perfilan como los ideales.