La manzana es una fruta deliciosa que siempre aportará mucho a nuestra salud, más allá de su rico sabor a dulce es muy nutritiva y efectiva para recuperar la salud y prevenir muchos malestares. Pero son las semillas de este fruto milenario a las que debemos poner mucho cuidado. En este post hablaremos de las semillas de manzana.

Propiedades y Características de la Semilla de Manzana

Las semillas de manzana poseen un sabor entre amargo y perfumado que para algunos puede resultar agradables, evidentemente en cantidades mínimas no resultan dañinas pero cuando se ingieren en grandes cantidades es preferible no masticarlas o tragarlas enteras.

Estas semillitas se componen de amigdalina, un compuesto conocido como laetrilo ácido prúsico. Este ácido es una toxina que al momento que ingresa al cuerpo produce cianuro, sustancia que es muy toxica y perjudicial para el cuerpo. La cubierta de las pepitas de manzana es gruesa y lustrosa, que cuando se mastica, resbala por el tubo digestivo sin liberar amigdalina.

Propiedades y Características de la Semilla de Manzana

Si está levemente rota o mordida, la sustancia se libera en el cuerpo, pero si solo son cantidades mínimas no pasa nada. Tendríamos que ingerir cantidades considerables para intoxicarnos. A pesar de ello lo recomendable es no comerlas porque estarás forzando al hígado y los riñones a hacer depuración de toxinas del cuerpo.

Otra sustancia letal es el cianuro, pero para que esta tenga efecto nocivo en las personas se tendrían que comer las semillas de 19 kilos de manzanas y triturar las semillas al comerlas. Las semillas de manzana causarían intoxicación si alguien abusa de comer semillas. Los síntomas más frecuentes son dolor de cabeza, dolor de estómago, náuseas y vómitos seguido de mareos.

La manzana es una fruta muy rica, pero debemos tener cuidado partiendo de la premisa de que todo en exceso resulta dañino y perjudicial para la salud.