Cuando se trata de adelgazar por una cuestión de salud se hace menester probar diversos métodos que nos den resultados efectivos. Uno de ellos es el tratamiento con la semilla de Brasil. En este post te diremos la rutina que debes llevar para conseguir un tratamiento natural y efectivo.

Semilla de Brasil: ¿Cómo se toma? ¿Cómo funciona?, Efectos Secundarios y Contraindicaciones

Lo primero que debes hacer es tomar un pedazo de semilla de Brasil y tomarlo el primero de los días con un vaso con agua. Debes ir incrementando la dosis gradualmente de tamaño hasta que tu cuerpo asimile el pedazo más grande de la semilla de Brasil.

Los principales síntomas que experimentaremos con la semilla de Brasil es la desintoxicación de nuestro organismo; a lo largo de este proceso iremos muchas veces al baño. Esta semilla se encarga de depurar aquellos depósitos grasos que comemos siempre y que el estómago no desecha. Las evacuaciones son blandas y semilíquidas.

Semilla de Brasil: ¿Cómo funciona?, ¿Cómo se toma? , Efectos Secundarios y Contraindicaciones

Otra etapa de este proceso puede darse a través de dolores musculares (aunque no son muy comunes) leves. No demos asustarnos porque esto es normal ya que la Semilla de Brasil al entrar al cuerpo actúa despegando, encapsulando y suprimiendo las adiposidades de grasa por medio de la liberación de ácido láctico. Esto genera micro espasmos en el músculo siendo la razón del dolor. Aquí está la clave para perder tallas, pues cada una es un kilo de grasa pura.

Lo interesante de este producto es que puede comer cuanto se gusta sin preocupase por el subir de peso. Por el contrario el producto sigue trabajando. Desde el momento en que sabemos (por el médico) que hemos llegado a nuestro peso ideal debemos ir bajando la dosis.

Ten presente que la semilla de Brasil no genera ningún daño por el contrario es beneficiosa para nuestro organismo. Es importante identificar la verdadera semilla porque otras podrían sí, hacernos mal.