El aloe vera tiene propiedades que la hacen muy adecuada para el cuidado del cuerpo y la salud; y ha sido utilizada por sus propiedades medicinales desde hace siglos por su capacidad de calmar y reparar la piel. El aloe produce dos sustancias, un gel y un látex.

Gel de Aloe Vera: ¿Para qué sirve? Conoce sus Propiedades

Propiedades

El gel de áloe es una especie de gelatina espesa de color claro transparente que se encuentra en la pulpa de las hojas de la planta de aloe y que contiene poli-sacáridos, glicoproteínas, hidratos de carbono y lactado de magnesio mineral. Por este motivo es beneficioso para el cutis, las afecciones por hongos, el acné, las alteraciones de colageno, eczemas, psoriasis, erupciones y granitos, etc.

El gel de aloe vera es uno de los mejores remedios naturales para acelerar los procesos de cicatrización de heridas, cortes, erupciones cutáneas, quemaduras leves, picaduras y lesiones, y es que es un importante regenerador celular, cicatrizante, tonificador y de alta penetración en la piel. Asimismo funciona como un poderoso humectante, ayudando a eliminar las células muertas de la piel y aumentar la capacidad de la piel para absorber sustancias beneficiosas.

El gel de aloe vera también evita la aparición de arrugas prematuras, por ello es sumamente utilizado en cosmética.

El aloe en gel, es un excelente protector solar y si se usa con regularidad, elimina las manchas causadas por el sol.

Por su efecto balsámico es muy aconsejable para su uso después del afeitado y la depilación.

El aloe en gel también es efectivo para prevenir las estrías en la piel.

Gel de Aloe Vera: ¿Para qué sirve? Conoce sus Propiedades

También se usa para prevenir y curar el exceso de caspa y la grasa en el cuero cabelludo.

Efectos Secundarios

Una de cada 200 personas puede ser alérgica al gel del áloe vera, así que si nunca se utilizo áloe, se aconseja aplicar solo una pequeña cantidad en una parte del brazo, y esperar 24hs a ver si se produce algún tipo de reacción como enrojecimiento o picor.

¿Cómo preparar gel de aloe?

Para preparar gel de aloe necesitamos de un puñado de hojas de aloe vera, medio litro de aceite de oliva virgen y jugo de limón. Cortamos en trozos pequeños las hojas de aloe. Cuando tengas las hojas cortadas, retira las espinas laterales y ponlas en remojo con agua durante un día entero.

Deberás cambiar el agua cada tres horas para que las hojas de aloe vera expulsen toda la resina tóxica, llamada aloina. Pasadas las 24 horas, se procede a retirar las hojas del agua para poder pelarlas. Para retirar la pulpa se debe de cortar la hoja con un cuchillo por uno de los lados de la misma. Abrimos la hoja y extraemos el gel. El siguiente paso es colocarlo en un recipiente. Mezclamos el gel del aloe con el aceite de oliva y el limón hasta conseguir una pasta espesa. Cuando esté listo lo vertimos en una botella de vidrio hermética y lista para usar.